lunes, 7 de febrero de 2011

UN POCO DE HUMOR



Este fabuloso monólogo trata sobre las actividades extraescolares, criticando los niños y niñas que al final acaban repletos de estas, algo que muchos pedagogos denuncian, ya que aconsejan a muchos padres y madres que no atiborren a sus hijos con este tipo de ocupaciones, pues lo principal es la tarea diaria del colegio.
Aunque el monólogo tiende a exagerar ciertas situaciones, creo que es una visión bastante fiel de la realidad, pues aunque mis hermanos y yo no estábamos “pluriempleados” de pequeños en las diversas actividades extraescolares, recuerdo que tenía compañeros que se pasaban la tarde hasta la noche acudiendo a todo tipo de lugares: Karate, conservatorio, inglés, escuela de fútbol, baloncesto, gimnasio, etc. 
Por tanto, esta genial practicar alguna actividad extraescolar, pero como dije antes, sin perder el norte de que es lo importante para el niño y la niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario