domingo, 27 de febrero de 2011

Reflexión: "Hacia un estilo de aprendizaje de las organizaciones educativas" de José Cardona Andújar

En el documento de Cardona Andújar, "Hacia un estilo de aprendizaje de las organizaciones educativas", se nos plantea la organización educativa como un organismo vivo donde los elementos que lo componen interactúan entre sí y con su entorno.
La organización en su sentido etimológico surge al combinar los factores humanos, materiales y funcionales disponibles para conseguir unos objetivos con el deseo de conseguir  unos objetivos.
            La definición de organización educativa para Cardona Andújar se puede derivar de la unión y síntesis de ideas de los dos párrafos anteriores, esto es:
<< Una organización compleja, con una serie de roles desempeñados mediante la interacción de las normas establecidas y en función de la propia personalidad de quienes los ejercen, y todo ello en el marco de unos objetivos que debe cumplir y de otras variables implicadas>>.
            Por tanto en una organización educativa debe tener en cuenta diversos factores como la implantación y cumplimiento de  normas y reglas, división y especialización de roles, conocimiento del entorno donde se sitúa y ante todo, conocimiento de la personalidad de sus componentes.
            <<Las organizaciones son perceptibles mediante un aprendizaje organizativo>>.
            Es curioso que aunque haya unas normas y unas pautas para el funcionamiento de los colegios, después se den diversos tipos y diferentes en su organización, estructura y funcionamiento.
            Cardona Andújar distingue cuatro tipos de centro según su organización.

1.       Estancados: Difícil de emprender procesos de cambio, se respira un ambiente de fracaso.
2.       Paseantes: Aquellos centros donde los profesores permaneces estables y asentados en su magisterio, ello conlleva a que sean poco aficionados a nuevos cambios y renovaciones en la organización.
3.       Desencaminados: Se esfuerzan en cambiar y modernizarse pero no lo consiguen con demasiada frecuencia por no ser claros en sus objetivos y metas. Necesitan de una adecuada orientación y asesoramiento.  
4.       Dinámicos: Estos centros son los ideales, ya que consiguen un equilibrio entre la estabilidad y los cambios en su organización y estructura. Apoyan su actividad en el trabajo en equipo y cooperativo y se muestran favorables a secundar procesos de autoevaluación.

Desde mi opinión, los colegios dinámicos es evidente que son aquellos colegios a los que se debe llegar para una mejor vida escolar.
            La propia organización va a ser clave en la influencia del colegio en los niños  y niñas para que crezcan integralmente como individuos sociales.
Cuando las escuelas asumen su identidad de organismos vivo, dinámicos y se muestren favorables a los cambios que lleven consigo la satisfacción de demanda de las necesidades presentadas, crecerán, se adaptarán y mejorarán sus relaciones educativas entre todos los elementos que componen un centro escolar.
                  Por tanto, el autor nos presenta una organización que debe aprender para evolucionar, capaz de diagnosticar los problemas  susceptibles a ser mejorados y que tenga predisposición a investigar y desarrollar diversos métodos de enseñanza-aprendizaje.  Esto facilitaría que el centro sea capaz de adquirir una identidad por su estilo de enseñanza.
                 El aprendizaje organizativo, según Cardona Andújar, debe hacer referencia a la habilidad y capacidad. La habilidad guarda relación con la destreza manual, y la capacidad con la competencia. Ambas nos llevan desde el aprendizaje organizativo a la innovación.
                  Como se puede leer, la innovación está presente a lo largo del texto como factor clave en la escuela que desea funcionar como organismo vivo que aprende constantemente.
El aprendizaje organizativo puede darse de dos formas y estilos claros:
1.    Aprendizaje organizativo técnico-práctico
2.    Aprendizaje organizativo tecnológico-científico
Lo ideal es que el aprendizaje organizativo se base en los dos aprendizajes y no solo en el aspecto técnico.
            Para facilitar el aprendizaje organizativo, entran en juego diversos factores como la optimización del conocimiento, la sensibilización de la comunidad educativa o el impulso  de la formación permanente.
            Otro pedagogo, Bolívar, concibe otros factores de influencia directa sobre el aprendizaje organizativo; Dos internos, experiencia educativa anterior al desarrollo e historia y cultura escolar, y dos internos, cambios en el entorno y políticas educativas.
                  Todos estos factores contribuyen a la hora del aprendizaje, innovación y aceptación de la escuela de nuevos programas y metodologías.
            La escuela que aprende, ayuda a que cada alumno sepa integrarse y respetar la integración de otros individuos, enseñas a los alumnos a despertar su sentido crítico, potencia las relaciones con su comunidad educativa, diagnostica líneas de mejora y por consiguiente asume errores para superarlos y no volver a cometerlos.
            La manera más adecuada y puede que única de solucionar un problema, es asumiendo que se tiene y planteándose las preguntas para que en sus  respuestas hallemos la solución.
            Concluyo diciendo que comparto la idea de Cardona Andújar de que un colegio debe asimilarse como un organismo vivo y dinámico, pues lo contrario significa estancamiento y la educación que no se renueva y tampoco muestra predisposición a ello, tiene más difícil encender la llama del conocimiento y el espíritu crítico del neófito.

Bibliografía:
José Cardona Andújar, Hacia un estilo de aprendizaje de las organizaciones educativas, Texto descargado en fecha de 10 de Marzo de 2011 de escunionline.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario